Después de haber destacado en el arte y la arquitectura, hay varias razones para pensar que Barcelona puede convertirse en referencia mundial en el ámbito de la gestión y la comunicación estratégica. Veamos cuáles son.

  1. Business friendly: Durante esta última década, Barcelona ha ocupado un papel relevante albergando cumbres internacionales, organizando ferias y eventos corporativos de alto nivel y formando en la gestión de empresas globales u organismos internacionales. Muchas empresas de índole global (Amazon, IBM o Facebook) han decidido instalar sus departamentos estratégicos de innovación, desarrollo y gestión del conocimiento en la ciudad.
  2. Smart City: Barcelona ha sabido entrar en la era digital para globalizarse. La ciudad se encuentra en el top 10 de los mejores ránkings de las calificadas como “ciudades del futuro” o “ciudades Smart”, entre los que se encuentran ciudades con un alto grado de digitalización y conciencia medioambiental. Las Smart Cities tienden a gozar de unos grandes índices de desarrollo, capacidad financiera y de captación de inversión, también en el sector de la comunicación.
  3. Arquitectura y arte. Barcelona ha destacado a nivel mundial por su arquitectura y arte, hecho que tiene una gran efecto en el mundo de la comunicación. Ha actuado como creadora y receptora de grandes artistas, que la incluyen en sus giras a nivel mundial. A su vez, dispone de un número sin igual de museos y exposiciones que la hacen competir en la primera liga del turismo cultural a nivel global. Además, ha sido más de una vez The Most Pictured City in the World (la ciudad más fotografiada del mundo), según Google.
  4. Deporte y ocio. Sin lugar a dudas, Barcelona ha sido escenario de grandes eventos deportivos con una gran trascendencia mediática, en parte, gracias al éxito organizativo de los Juegos Olímpicos del ‘92 y a ...