De Angola a Yemen, ocho países cuyo futuro está unido a la tierra que ocupan.

En FP en español, Robert Kaplan escribe que el presente y el futuro de Pakistán “se entienden sobre todo en función de su geografía”. Pero el problemático país del sur de Asia, situado entre India y Asia central, no es la única región cuyas perspectivas de crecimiento y seguridad dependen de los recursos naturales y la situación cartográfica. En una entrevista, Kaplan, analista geopolítico jefe en Stratford y autor del libro The Revenge of Geography: What the Map Tells Us About Coming Conflicts and the Battle Against Fate, destaca ocho países cuyos retos fundamentales están ligados a la geografía.

MYANMAR

myanmar
AFP/Getty Images

¿Unirá India con el este de Asia a través de unas rutas comerciales reforzadas?

Myanmar, rico en madera, energía hidroeléctrica, gas natural, diamantes e incluso uranio, sufre desde hace decenios una parálisis económica bajo el gobierno represor de los militares. No obstante, si el país continúa la apertura política que ha emprendido en el último año, podría convertirse en una vía fundamental de conexión entre China y la Bahía de Bengala. En la actualidad, el gigante asiático depende casi por completo del Estrecho de Malaca, una ruta más larga hacia el sur, para transportar sus exportaciones desde el Mar del Sur de China, y el petróleo y el gas natural de Oriente Medio llegan al país después de atravesar el Océano Índico y el estrecho. India y China están desarrollando yacimientos marinos de gas natural y construyendo puertos en la región; si las dos superpotencias económicas pudieran construir conductos que atravesaran Myanmar, este país, en pleno resurgimiento, podría unir el subcontinente con el este asiático, lo cual permitiría, según Kaplan, “que se estableciera una auténtica región indopacífica”.

POLONIA

polonia
Marcel Mettelsiefen/Getty Images ...