Emin Milli, activista y bloguero de Azerbaiyán, fue arrestado en julio de 2009 tras realizar un vídeo en el que parodiaba al presidente Ilham Aliev con la figura de un burro. Después de 17 meses en prisión, de una campaña internacional en la que participaron Barack Obama y el Parlamento Europeo, es ya oficialmente libre. Desde Londres responde a FP en español sobre el ciberactivismo en el Cáucaso, la creciente oposición que está surgiendo en el espacio ex soviético y la reciente polémica en torno al genocidio armenio.

 







 

 

FP en español. ¿Qué opinión tiene del proyecto de Ley francés sobre el genocidio armenio?

Emin Milli. El Parlamento francés comete un error imperdonable al criminalizar el ejercicio de la libertad de expresión en relación al debate sobre el genocidio. Importantes organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional, han expresado ya su profunda preocupación ante este proyecto de Ley que amenaza la libertad de expresión y va contra los estándares del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Hace solo 20 años, el 26 de febrero de 1992, las fuerzas militares armenias masacraron a cientos de mujeres y niños en el pequeño pueblo azerí de Khojali, pero el Parlamento francés ha mantenido siempre un absoluto silencio sobre estas relativamente recientes atrocidades. No hay proyectos de Ley franceses sobre las otras cientos de masacres cometidas por diferentes países por todo el mundo en el siglo XX. Las tropas armenias han ocupado casi el 20% de los territorios internacionalmente reconocidos de Azerbaiyán obligando a cientos de miles de azerbaiyanos a convertirse en refugiados y desplazados internos. La creación y el apoyo al relato de victimización armenia es una bien pensada estrategia de fuerzas ultranacionalistas, fascistas de ...