Martti Ahtisaari, padre del plan de independencia para Kosovo, cuenta a FP en español los objetivos prioritarios de Prístina, cuál será el papel de las organizaciones internacionales y por qué las tropas españolas deberían quedarse. Convencido de que será un Estado viable, apuesta por el pragmatismo y dejar que el tiempo haga de Kosovo un país multiétnico capaz de andar solo.

 

FP en español: ¿Qué opina de que EULEX (misión civil europea) vaya a desplegarse en Kosovo bajo el paraguas de la ONU? ¿Es una maniobra para esquivar el Consejo de Seguridad?

Martti Ahtisaari: En mi opinión, se trata de un acuerdo formal. El jefe [de EULEX] informará directamente a la Unión Europea, no al secretario general de Naciones Unidas. Para mí esto es lo más importante. Desde luego, funcionará porque está el paraguas de la ONU, pero el representante de la UE no tiene que informar a Naciones Unidas.

Cortesía de la ONU


Por otra parte, el Consejo de Seguridad tenía poco que discutir sobre este asunto, porque Rusia ha evitado que se tomara una decisión. Así que en lugar de que [EULEX] se haga cargo 120 días después de la declaración de independencia, ahora empezará a contarse a partir del 15 de junio [fecha de la entrada en vigor de la Constitución de Kosovo y en la que estaba previsto el despliegue de EULEX]. Por lo tanto, a finales de octubre la Unión Europea asumirá la principal responsabilidad y UNMIK [misión de la ONU en Kosovo] también llevará a cabo otras funciones.

FP: Algunos países (España entre ellos) están preocupados porque pueda estar violándose la legalidad internacional.

M. A. Los principales Estados miembros de la UE y más del 60% de las economías mundiales han ...