Un mariposa recolecta polen de una flor en unos jardines de Moscú, Rusia. Yuri Kadobnov/Getty Images
Un mariposa recolecta polen de una flor en unos jardines de Moscú, Rusia. Yuri Kadobnov/Getty Images

La vida del naturalista alemán que predijo el cambio climático a comienzos del siglo XIX, una obra imprescindible para entender el ecologismo moderno.

The Invention of Nature: Alexander von Humboldt’s New World

Andrea Wulf

John Murray, 2015

Muchos coincidirán con la activista canadiense Naomi Klein cuando afirma que el sistema económico y el medio ambiente están en guerra. Pero, del mismo modo que el naturalista alemán Alexander Von Humboldt comprendió que las colonias basadas en la esclavitud, el monocultivo y la explotación creaban un sistema de injusticia y de desastrosa devastación medioambiental, nosotros tenemos que entender que las fuerzas económicas y el cambio climático forman parte de un mismo sistema. En un mundo en el que tendemos a trazar líneas rotundas entre las ciencias y las artes, entre lo subjetivo y lo objetivo, la percepción de Humboldt de que solo podemos comprender verdaderamente la naturaleza usando nuestra imaginación "lo convierte en un visionario".

Andrea Wulf ha escrito una inspirada biografía del último de los grandes polímatas, un hombre a caballo entre la Ilustración y el Romanticismo cuyos viajes y curiosidad resultan asombrosos, un aristócrata prusiano que predijo el cambio climático a comienzos del siglo XIX y cuyo nombre no es hoy muy conocido fuera del mundo germanoparlante y de América Latina porque el fuerte sentimiento antialemán -el legado de dos guerras mundiales- prácticamente lo borró de la memoria colectiva de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. Y sin embargo, en 1869, miles de personas desfilaron en Ohio para celebrar su centenario, fue amigo de Goethe, Simón Bolívar, Thomas Jefferson, y de todos los principales científicos de su época en París, Londres, Berlín y más allá, y su fama provocó los celos del mismísimo Napoleón ...