Reunión del Presidente Armenio, Nikol Pashinyan, con el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel en Bruselas. (EU Council/Anadolu Agency via Getty Images)

Las relaciones políticas y económicas de Armenia y la Unión Europea, entre las posibilidades y los límites.

El 2021 podría representar para la República de Armenia el comienzo, aunque paulatino, de un mayor acercamiento a la Unión Europea. Y lo es porque este año ha entrado en vigor el Acuerdo de Asociación Global y Reforzado (CEPA, por sus siglas en inglés). Esto sucede en un momento político en el que el primer ministro, Nikol Pashinián, se ve reforzado tras vencer con una amplia mayoría en las elecciones anticipadas de junio 2021, convocadas después de su aparente pérdida de popularidad después de que la República de Azerbaiyán ganara territorios a Armenia en Alto Karabaj tras la escalada del conflicto que tuvo lugar en otoño de 2020.

 

Entre Oriente y Occidente

No cabe duda de que el gran aliado de Armenia en la región es la Federación Rusa, donde reside la mayor comunidad de armenios fuera de sus fronteras. Aunque no existen datos fiables, se estima que hay hasta 2,5 millones de armenios este país. Por contextualizar, 3 millones viven en Armenia y esta cifra se superaría hasta tres veces por la población de armenios que viven fuera. En la UE, Francia acoge, con diferencia, a la mayor comunidad armenia (alrededor de 650.000 armenios), seguida por Alemania (unos 55.000), España (45.000) Bulgaria y Grecia (30.000).

Ereván y Moscú firmaron en 2000 una declaración para fortalecer la colaboración en todos los ámbitos y garantizar la seguridad y la paz en el Cáucaso. Rusia copreside, junto con Estados Unidos y Francia, el Grupo de Minsk de la OSCE para buscar soluciones al conflicto de Alto Karabaj. La colaboración militar entre Armenia ...