facebookwarroom
Una mujer trabaja en la War Room de Facebook en California, una unidad creada para luchar contra la desinformación en la red social. (Noah Berger/AFP/Getty Images)

Este libro analiza como Facebook, Twitter o YouTube no son solo plataformas de entretenimiento o distracción, también pueden utilizarse como herramientas cargadas de odio y mentiras destinados a influir sobre un público que no distingue entre la realidad y las fantasías nocivas.

LikeWar

E. T. Brooking y P. W. Singer

Recorded Books, 2018

Las redes sociales se están convirtiendo en un instrumento más de la maquinaria de guerra de los estados y los grupos terroristas. La sangre y mentiras derramadas trascienden el ciberespacio y llegan una y otra vez al río de la realidad.

LikeWar, el libro que acaban de publicar los analistas P.W. Singer y Emerson T. Brooking, es revelador, porque explica con casos concretos la manera en la que Facebook o Twitter sirven para lanzar campañas de desinformación masiva, ocupar un territorio mientras se atraen nuevos militantes a la causa, espolear la violencia y crear un estado de opinión apoyado en falsedades y propaganda. El mundo virtual deja atrás los ‘me gusta’ y la emergencia de nuevas comunidades diversas para dar paso a los ‘te odio’ y los grupúsculos sectarios y radicalizados.

Merece la pena señalar desde el inicio el contexto de este libro para no caer en alarmismos. El péndulo de la euforia de Internet, que era injustificable con los datos en la mano, ha virado en la dirección del pesimismo tecnológico. Los héroes de ayer -Mark Zuckerberg, Steve Jobs o Elon Musk- se han convertido por distintos motivos en los deplorables villanos de hoy. Zuckerberg se ha enfrentado a investigaciones parlamentarias y regulatorias, Jobs se ha transformado en un padre maltratador en las memorias publicadas este año por ...