El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mira una pantalla de vídeo que muestra a los participantes en la Cumbre por la Democracia mientras pronuncia su discurso de apertura en el South Court Auditorium el 9 de diciembre de 2021 en Washington. (Chip Somodevilla/Getty Images)

¿Tiene capacidad EE UU para liderar el "mundo libre" en esta neoguerra fría?

En su siempre esperado análisis sobre las tendencias mundiales, la publicación británica The Economist coloca como primera clave para este 2022 el siguiente axioma: "Democracia contra autocracia". Dos eventos relucen en este análisis: el XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh) previsto para mediados del próximo año; y las elecciones legislativas mid-term de noviembre de 2022 en Estados Unidos, donde no sólo se renovará la totalidad del Congreso y un tercio del Senado, sino que servirá de termómetro para medir la carrera a la Casa Blanca en 2024.

Este análisis pone en el foco de atención una tendencia política cada vez más visible: el avance de lo que se ha venido denominando como "regímenes autocratizados". En un informe recientemente publicado por el instituto Varieties of Democracy se revela cómo el avance de la tendencia "autocratizadora" está modelando a grandes rasgos el mundo de hoy, contrarrestando así a los sistemas de democracia liberal y representativa, claves en la conformación de la cultura política occidental.

Según este estudio, "casi el 35% de la población mundial, esto es más de 2,6 miles de millones de personas, viven en regímenes autocratizados". Así, "por primera vez desde 2001, las autocracias son hoy mayoría: gobiernan en 92 países", revela este documento.

Cabe señalar cuál es la conceptualización de los denominados regímenes "autocratizados": aquellos que, con tendencias autoritarias y personalistas, llegan al poder por medios democráticos para, progresivamente, desmantelar la institucionalidad democrática y ...