(Getty Images)

El incremento del arsenal nuclear de China podría dar una nueva dimensión a la rivalidad con Estados Unidos. Este aumento, supondrá un peligro inminente o será una apuesta por la disuasión. 

“El ritmo acelerado de la expansión nuclear de la República Popular de China le puede permitir tener hasta 700 cabezas nucleares en 2027. Es probable que disponga de, al menos, 1.000 ojivas para 2030, superando las estimaciones del Departamento de Defensa en 2020”, esta es una de las conclusiones sobre el arsenal atómico de Pekín que se hacen en el último Informe anual del Pentágono sobre el poder militar del país asiático

En la presente edición, la prensa estadounidense se fijó en esta parte destinada al arsenal nuclear. Publicaciones como Business Insider se han centrado en destacar en estas alertas sobre esta aparente rápida expansión. Aunque los datos aportados por el Pentágono no eran una novedad repentina, sino que coronaban varios meses de informaciones que indican cambios en el arsenal nuclear chino. 

Además del posible incremento de la cantidad de las cabezas nucleares a disposición de Pekín, en el verano de 2021, analistas del James Martin Center for Nonproliferation Studies también advirtieron de la construcción de un centenar de silos en China que habían detectado observando imágenes de satélites. 

Estas informaciones y las especulaciones desde la Administración estadounidense parecen augurar un giro más agresivo de China con sus políticas nucleares. Un movimiento que tendría consecuencias en la estabilidad internacional. Pero los expertos consultados por esglobal apuntan a que estos datos deben matizarse y ponerse en contexto para comprender qué busca Pekín con el aumento de su arsenal de armas de destrucción masiva. 

Mario Esteban, investigador principal de Asia-Pacífico en el Real Instituto Elcano, señala que “se estima que China tiene unas 350 cabezas nucleares, mientras ...