Algunos de los ministros del nuevo Gobierno israelí, mayo de 2015. GALI TIBBON/AFP/Getty Images
Algunos de los ministros del nuevo Gobierno israelí, mayo de 2015. GALI TIBBON/AFP/Getty Images

Declaraciones polémicas, tuits con bromas de mal gusto, políticos en carteras donde no terminan de encajar… He aquí los cargos del nuevo Gobierno israelí que podrían dar algún que otro dolor de cabeza al primer ministro del país, Benjamín Netanyahu.

Con una muy ajustada mayoría de 61 escaños, la recién formada coalición de gobierno de Benjamín Netanyahu es la más frágil de las dos últimas décadas. Igualmente es la más conservadora, con la mayoría de carteras en manos bien del partido conservador Likud, bien del ultranacionalista Habayit Hayehudí (Hogar Judío). Cada votación en los comités parlamentarios será un drama y la aprobación de cualquier ley, un milagro.

Solo 30 de los 61 miembros de la Coalición (en un Parlamento de 120 escaños) no ocuparán cargos de Ministro o Viceministro. El actual jefe del Ejecutivo así lo quiso. Una vez ganadas las elecciones y confiado en exceso por los resultados, Netanyahu tuvo que poner en marcha, in extremis, toda la maquinaría política y legal de su partido para propiciar la modificación de la Ley Básica que le permitiera aumentar el número de Ministros en el Ejecutivo.

De esta forma podría disponer de más cargos con los que contentar a los miembros de los partidos políticos que accedieron a forma parte de su nueva coalición de Gobierno, (imprescindible para su investidura como Primer Ministro)  tras la renuncia del que hasta entonces había sido su principal socio, Avigdor Liberman, líder de Yisrael Beyteinu (Nuestra Casa). Esta dimisión de última hora, a pocos días de que expirase el plazo legal para el anuncio del trigésimo cuarto gobierno de Israel, obligó al líder del Likud a ofrecer más carteras de las previstas a sus socios, a cambio de su apoyo en la nueva ...