Lo que acabó con los neandertales no fueron los dinosaurios, ni el

calentamiento global ni los meteoritos. Fue el proteccionismo. Al menos, esta

es la última

teoría para explicar la repentina extinción (hace unos 35.000

años) de esa especie humana, que sobrevivió más tiempo

del que el homo sapiens lleva sobre la Tierra. En el Journal

of Economic Behavior & Organization,

un economista holandés y dos estadounidenses afirman que "tal

vez los homo sapiens en aquellos días sólo eran mejores en la

economía".

El poder de Adam Smith: su mano invisible acabó con los neandertales.

El poder de Adam Smith: su

mano invisible acabó con los neandertales.

Las pruebas arqueológicas sugieren que los humanos modernos eran biológicamente

inferiores a los neandertales: más débiles y lentos, y mucho

menos aptos para la caza o la recolección. ¿Qué explica

su éxito? El libre comercio, dicen estos economistas. "Permitir

que los menos idóneos pudieran incrementar sus recursos", dice

Rick Horan, coautor del informe y catedrático en la Universidad de Michigan

(EE UU). Sin embargo, no todo el mundo está convencido. Eric Trinkaus,

catedrático de Antropología de la Universidad de Washington en

St. Louis (EE UU), describe la teoría como "una tontería",

porque significa presuponer que los "neandertales se sentaban, esperando

a extinguirse". Los defensores de la tesis no se amilanan. Daniel Drezner,

politólogo de la Universidad de Chicago, dice que "podría

desbancar al impuesto Smoot-Hawley (que causó la Gran Depresión)

como el principal argumento a favor del libre comercio". Lo que está claro

es que puede aportar una razón más por la que la política

comercial de un país debe estar sujeta a evolución.

Lo que acabó con los neandertales no fueron los dinosaurios, ni el

calentamiento global ni los meteoritos. Fue el proteccionismo. Al menos, esta

es la última

teoría para explicar la repentina extinción (hace unos 35.000

años) de esa especie humana, ...