coronaciencia1200
Científicos trabajan en encontrar una vacuna contra la COVID19 en Imperial College School of Medicine (ICSM) en Londres. (TOLGA AKMEN/AFP via Getty Images)


Cuáles son las lecciones que deberían aprenderse tanto en la esfera nacional como la internacional para afrontar las posibles futuras crisis sanitarias.

Nos encontramos en una nueva era en la aparición de pandemias y aunque estemos lejos de vislumbrar el final de la crisis sanitaria que ha originado la COVID19, se pueden establecer una serie de reflexiones sobre aquellos aspectos que han originado las situaciones de desbordamiento de los servicios sanitarios en algunos países —independientemente de su nivel de desarrollo—, y las consecuencias económicas y sociales que ha ocasionado el nuevo coronavirus.

Si bien es cierto que durante la historia de la humanidad el mundo se ha visto azotado por epidemias y pandemias que han causado millones de muertos y cuantiosas pérdidas económicas, la aparición del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) ha otorgado a este tipo de amenaza biológica nuevas dimensiones derivadas del mundo globalizado e interconectado propio del siglo XXI.

La COVID19 ha cogido al mundo por sorpresa, tanto en su prevención como en la detección y en la respuesta. Las poblaciones se encuentran consternadas al sentir su vida amenazada, ver los servicios sanitarios desbordados, tener que sacrificar su libertad, no poder despedir a sus seres queridos, renunciar a las tradiciones culturales y religiosas y lo peor, no ser capaces de comprender el porqué de esta situación. Todo ello unido a la preocupación de un futuro incierto en el ámbito económico y laboral.

Sin embargo, la COVID19 es la cara de un riesgo que era previsible. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ya había advertido en 2018 sobre la necesidad de tomar acciones a nivel mundial para estar preparados frente a ...