Memorándum FP. URGENTE: Cómo ser un

A: A todos los musulmanes

DE: Ramin Jahanbegloo


RE: Recuperar el espíritu de Córdoba



"El islam", escribió George Bernard Shaw, "es la mejor religión, y los musulmanes los peores adeptos". Un rápido vistazo a los acontecimientos en Oriente Medio podría justificar la afirmación del dramaturgo británico, una de las frases que mejor retratan la actual situación. Pero la primera pregunta que surge es: ¿cómo es posible que el islam —intrínsecamente, una doctrina de hermandad— sea responsable de toda la violencia que se ejerce hoy en su nombre? Y esta cuestión suscita otras dos: ¿qué lógica hace que un individuo o un grupo religioso tome la decisión de agredir a otros? Y, más importante: ¿qué argumentos pueden impedir o limitar que se cometa una acción de ese tipo?

En el contexto islámico, hay cuatro factores decisivos a la hora de empujar a los radicales a la violencia. Los condicionantes geopolíticos y geoestratégicos, el componente económico de la pobreza y el subdesarrollo, la ideologización de la religión y, no menos importante, el olvido de la civilización en el islam. Este último elemento ha contribuido en gran manera al giro ideológico de la fe, que ha otorgado legitimidad y sostén moral a numerosos actos de violencia cometidos por los fundamentalistas. Ahora bien, el aumento de la islamofobia en Estados Unidos y Europa también ha llevado a identificarla como una religión de mulás barbudos y terroristas suicidas.







Memorándum FP. URGENTE: Cómo ser un

Nunca en sus 1.427 años de historia se ha encontrado la fe de Mahoma en una encrucijada como la de los últimos años. Los recuerdos de la conquista islámica y las cruzadas en la Edad Media se han reavivado con la difusión del extremismo islamista, que es ...