instituciones
Una manifestación en la plaza Lafayette en Washington, EE UU. (CABALLERO-REYNOLDS/AFP/Getty Images)

Tradicionalmente son los jóvenes los que muestran menor confianza en las instituciones, pero las encuestas señalan que esa desconfianza está generalizada en las sociedades en EE UU y la UE. Sin embargo, sí existe cada vez mayor interés por crear otras formas de participación ciudadana, ¿podría esto llevar a un mundo sin instituciones?

 

Ver el vídeo: ¿Confiamos en las instituciones? 

 

“Basta de terapia para superar el dolor, hay que mover el culo y hacer algo”. Siempre se puede contar con el antiguo presidente del Partido Demócrata estadounidense y gobernador Howard Dean para pensar con claridad y hablar sin tapujos sobre los votantes y los militantes. Fue él quien puso de nuevo en pie un partido que estaba al borde del abismo tras las elecciones de 2004 y recuperó las dos Cámaras del Congreso en 2006, exactamente lo que los demócratas confían en poder volver a hacer en 2018. De modo que, cuando vino a Madrid en febrero para hablar ante una reunión internacional de Democrats Abroad (Demócratas en el Extranjero), yo, desde luego, presté toda mi atención.

Habló ante un público convencido de activistas que no han dejado de organizarse y manifestarse desde que fue elegido Donald J. Trump, en noviembre de 2016. Pero dijo algo que quizá suene a cierto para cualquiera que esté atento a la política y la demografía a ambos lados del Atlántico: “Los jóvenes piensan que están viviendo en un mundo posinstitucional”. Era una afirmación audaz y muy general, no era la primera vez que la hacía.

Un momento dirán, ¿pero no son los adolescentes los que están encabezando las acciones para lograr el control de armas en Estados Unidos? ¿Y las marchas de las mujeres? Sí, es verdad que ...