He aquí un análisis de la frecuencia de los atentados terroristas cometidos en Rusia, Ucrania y Georgia en el pasado, así como de los ciberataques contra Kiev en los últimos 10 años y los preparativos de la guerra actual.

El terrorismo ha ido aumentando a medida que se intensificaba el conflicto. Tanto la guerra de Georgia en 2008 como la de Ucrania en 2014 provocaron un enorme incremento de la actividad terrorista, y, a medida que se intensifique la actual guerra, es previsible que crezca también.

Por otro lado, los ciberataques contra Ucrania han aumentado significativamente en el último decenio, sobre todo en los meses y semanas inmediatamente anteriores a que comenzaran los enfrentamientos. Además, los ciberataques pueden extenderse de manera involuntaria a otros países debido a la conectividad global, cuyos efectos hemos visto en numerosas ocasiones. Como este tipo de acciones son un fenómeno reciente, y dado lo difícil que es atribuírselos, el límite entre ciberataque, guerra cibernética y ciberterrorismo no está claro.

 

Terrorismo en Rusia, Ucrania y Georgia

Aftermath Of Explosion In Saint Petersburg Metro
Consecuencias de la explosión en el metro de San Petersburgo. (Igor Russak/NurPhoto via Getty Images)

El terrorismo en Ucrania y Georgia estuvo vinculado sobre todo a los conflictos con Rusia, en 2008 y 2014, respectivamente. Aparte de esos dos periodos, las acciones terroristas han sido escasos en ambos países. Si nos guiamos por las tendencias pasadas, es de suponer que este tipo de actividad aumentará considerablemente ahora con la guerra. En general, el nivel de terrorismo es proporcional a la intensidad del conflicto. Por otra parte, los atentados son una táctica muy utilizada en la guerra asimétrica y suelen tener como objetivo las infraestructuras militares, policiales y gubernamentales. Si Rusia se hace con el control y nombra un gobierno títere, lo más probable es que encuentre una fuerte resistencia ...