La paz mundial puede estar más cerca de lo que creemos.

 

Getty Images


“El mundo es un lugar más violento que antes”


Ni hablar. El comienzo del siglo XXI parece lleno de guerras: los conflictos de Afganistán e Irak, los combates callejeros en Somalia, las insurgencias islamistas en Pakistán, las matanzas en República Democrática del Congo, las campañas genocidas en Sudán. En total, existen hoy en el mundo 18 guerras en las que se pelea de forma habitual. La opinión pública refleja esta sensación de que vivimos en un planeta cada vez más peligroso: un sondeo realizado hace unos años descubrió que el 60% de los estadounidenses pensaba que era probable que hubiera una tercera guerra mundial. Las expectativas respecto al nuevo siglo eran pesimistas ya antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y sus sangrientas consecuencias: el politólogo James Blight y el ex secretario de Defensa estadounidense Robert McNamara habían sugerido ese mismo año que podíamos prever un promedio de 3 millones de muertes causadas por la guerra cada año en todo el mundo.




Hasta ahora, no ha sido así ni por asomo. De hecho, en la última década ha habido menos muertes por guerra que en cualquier otra década de los últimos 100 años, según datos recopilados por los investigadores Bethany Lacina y Nils Petter Gleditsch, del Instituto de Investigaciones para la Paz de Oslo. En el nuevo siglo, en todo el planeta, las muertes causadas directamente por violencia relacionada con la guerra han sido por término medio 55.000 al año, un poco más de la mitad que en los 90 (100.000 al año), un tercio de las que se producían durante la guerra fría (180.000 al año entre 1950 y 1989) ...