A Thousand Splendid Suns 

(Mil espléndidos soles)

370 págs., Bloomsbury Publishing,

Londres, Reino Unido,

2007 (en inglés)

 

Khaled Hosseini ha cumplido su sueño americano. Nacido en Kabul en 1965, emigrado en 1976 y establecido en California en 1980, se graduó en Medicina en la Universidad de San Diego. Durante los tediosos turnos como médico residente en el hospital Cedars Sinaí, en Los Ángeles, escribió su primera novela rememorando el Afganistán de su infancia. Cometas en el cielo fue un éxito arrollador, que ha vendido más de ocho millones de ejemplares en todo el mundo.

En su segunda novela, A Thousand Splendid Suns, Hosseini vuelve al infierno perdido de su niñez. Se detiene a explicar la compleja realidad afgana, la historia de dos ciudades, Herat y Kabul, y sobre todo la vida de dos mujeres, Mariam y Laila, esclavas de una sociedad machista, malogradas por sus padres, por sus maridos, por sus hijos...

Hosseini no intenta desmontar los prejuicios occidentales sobre el país, los pone incluso de relieve con un estilo simple, que va ganando según avanza la novela. Por sus páginas pasan los últimos treinta

años de la historia de Afganistán, casi los mismos que dura el exilio de Hosseini: desde el golpe de Estado que derrocó a la monarquía en 1973 a la instauración del régimen comunista. Desde la invasión soviética, derrotada en 1989, a la guerra civil desatada por el vacío de poder y la victoria de los talibanes, la milicia que toma Kabul en 1996 e instaura la ley islámica para restablecer el orden. Éste es el telón de fondo sobre el que Hosseini ha pretendido escribir “una historia de devoción, de sacrificio, de coraje y esperanza”, que figura ya en la lista de libros más vendidos de The New York Times y de la librería on line Amazon, además de haber recibido críticas favorables en medios como The Economist o The Christian Science Monitor.

El lector se asoma primero a la vida de Mariam, hija de madre soltera, paria de Herat. ...