• Forgotten Continent: The Battle for Latin America’s Soul
    (El continente olvidado. La batalla por el alma de América Latina)
    Michael Reid Yale University Press octubre 2007, Londres (R. Unido),
    enero 2008, New Haven, Connecticut (Estados Unidos)

Para gran parte de la izquierda europea, excepto la española, América Latina es el continente perdido. Produce héroes para la izquierda como Allende, Chávez o los sandinistas, y villanos como Pinochet, la Junta Militar argentina o los escuadrones de la muerte guatemaltecos. ¿Cuántas hagiografías hemos leído del Che o, más recientemente, cuántos relatos carentes de toda crítica, sobre Hugo Chávez?

En una ocasión pasé una agitada noche en un avión que me traía de regreso del otro lado del Atlántico absorto en la lectura de las obras periodísticas de Gabriel García Márquez, un brillante analista político y un columnista elocuente. Pero a medida que me acercaba al final de un libro apasionante que había comenzado con sus primeros artículos en los 60, me di cuenta de que le faltaba algo. Un sentido de responsabilidad de sus actos y la consciencia de sí mismo. Prácticamente todos los dramas que padecía la Colombia nativa de Gabo, así como las tragedias de otras naciones latinoamericanas, se achacaban en la obra a Estados Unidos. Ningún latinoamericano tenía ninguna responsabilidad por el subdesarrollo que arrastra la región desde hace tanto tiempo, por la corrupción endémica, el racismo oculto (sobre todo entre los blancos o criollos y los indios) o las políticas personalistas y la importación de inservibles ideologías europeas como el marxismo o el neoliberalismo.

Qué fácil debe de ser esa vida en la que todo lo que no te gusta es culpa de otros, en la distancia. “Pobre México, tan lejos de Dios, pero tan cerca de Estados Unidos” es el gran hito mexicano. Sin embargo, embargo, desde ...