economiaairbnb
Búsqueda de alojamiento a través de la página de Airbnb. (JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images)

Claves para entender el éxito de empresas como Uber o Airbnb. Hay que fijarse en la relación que tiene con la crisis económica de 2008.

El auge de la cínicamente llamada economía colaborativa, gracias a la cual una plataforma tecnológica se convierte en el intermediario principal en la provisión e intercambio de servicios, ha dado lugar a todo tipo de interpretaciones. Sus defensores se apoyan en la flexibilidad de la fuerza de trabajo, las oportunidades para obtener nuevos ingresos o simplemente ensalzan una especie de modelo económico-laboral que ha emergido de la nada, es decir, no ofrecen explicaciones del contexto histórico necesario para comprender la manera en que las tecnologías existentes están siendo utilizadas en la actualidad. Por eso, para comprender el éxito de plataformas como Uber o Airbnb, tal vez debiéramos fijarnos en su relación con el estallido financiero acaecido hace exactamente una década, así como en algunos sucesos anteriores, como la liberalización de los mercados de trabajo.

En la década de los 70, coincidiendo con los dos episodios de aumentos de los costes del petróleo (1973 y 1979), tuvo lugar una crisis en el modelo productivo que tumbó la tasa de beneficio de la gran industria surgida durante el periodo de posguerra. De acuerdo a los datos recabados por Isidro López e Immanuel Rodríguez en el libro Fin de ciclo, en los sectores industriales estadounidense, japonés y alemán (grandes vencedores económicos de la conflagración mundial), la tasa de beneficio fue entre un 55% y un 35% inferior a la década anterior. En el caso de la economía española, la reducción fue de más del 60%, al menos hasta 1980.

Pocos años después, la hegemonía financiera recién establecida dio lugar a un mercado global de ...