cambio_climatico_Trump_portada
Un hombre que apoya a Donald Trump en un mítin en Charleston después de que el Presidente estadounidense rebajara la regulación a la industria del carbón, 2018. MANDEL NGAN/AFP/Getty Images

Pese a las evidencias científicas sobre el calentamiento global y sus consecuencias, el gobierno de Estados Unidos está desmantelando las medidas y legislación existente para preservar el medio ambiente, la fauna, la flora y la salud de los ciudadanos. El presidente Donald Trump impulsa la industria del carbón, el consumo de petróleo, el uso del plástico, y ha retirado a su país del Tratado de París para reducir las emisiones contaminantes.   

Un incidente ocurrido el pasado junio entre un miembro de inteligencia del Departamento de Estado y sus jefes puso en evidencia las conflictivas relaciones de la administración de Donald Trump con el cambio climático. Rod Schoonover, analista de la Oficina de Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado, y profesor en la Universidad de Georgetown, preparó un testimonio para el Congreso sobre el impacto que el cambio climático podrá tener en la seguridad nacional de EE UU y del sistema internacional.

El Departamento de Estado intentó que Schoonover no testimoniara. Como esto no fue posible, tomó la decisión de no incluir su presentación en los registros del Congreso. En julio el analista renunció a su puesto como protesta por la censura.

Durante la campaña electoral y su presidencia, Trump ha negado la existencia del cambio climático, aduciendo que es un invento de China para frenar la industria estadounidense.

Coherente con esta negación de las evidencias científicas sobre el impacto de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases (mayoritariamente provenientes de residuos fósiles) que contaminan y calientan la atmósfera, Trump nombró en la dirección de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en sus siglas en inglés) a reconocidos ...