Excavadoras levantan la tierra en un barrio de la ciudad de Gaza (Mohammed Abed/AFP/Getty Images).
Excavadoras levantan la tierra en un barrio de la ciudad de Gaza (Mohammed Abed/AFP/Getty Images).

Además de un alto precio en vidas, el efecto económico real del conflicto para ambas partes es difícil de valorar, pero es inmenso. He aquí una aproximación a lo que ahora deben hacer frente tanto palestinos como israelíes.

Ha pasado más de un mes desde que un alto el fuego entre Israel y Hamás pusiera fin a 51 días de combates. 2.131 palestinos y 71 israelíes perdieron sus vidas, pero no solo las pérdidas humanas fueron las mayores producidas en una década, también lo fueron las heridas causadas a la economía tanto israelí como palestina.

Esta semana, los líderes de la comunidad internacional de donantes se reunirán en El Cairo para establecer sus compromisos económicos para la reconstrucción de una Franja de Gaza asolada por la guerra. Han hecho un llamamiento para intentar recaudar 550 millones de dólares.

Según la ONU, los daños sufridos por Gaza no tienen precedentes. Todavía, 62.000 personas están viviendo en refugios de la UNRWA mientras que entre 40.000 y 50.000 viven con familias de acogida con financiación de Naciones Unidas. A medida que cientos de miles de desplazados internos han ido abandonando los refugios de la ONU para regresar a sus hogares, muchos se han encontrado con que no solo sus casas, sino barrios enteros, se han visto reducidos a escombros. El Consejo Económico Palestino de Desarrollo y Reconstrucción (PECDAR, en sus siglas en inglés) ha calculado que los costes directos de la guerra equivalen a 4.400 millones de dólares (unos 3.500 millones de euros). Los intensos bombardeos de fábricas, oficinas, tierras cultivables e infraestructuras de agua y electricidad han afectado a todos los sectores y paralizado la economía. En total, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha cifrado el coste ...