¿Por qué presentarse como candidato a los comicios en Colombia, México y Brasil implica literalmente jugarse la vida? He aquí un análisis del aumento de la violencia electoral en estos tres países que ahonda en hechos y cifras para conocer las causas.

Esta vez las elecciones presidenciales en Venezuela se han celebrado en un ambiente de relativa tranquilidad, aunque marcado por una bajísima participación y por las sospechas de fraude. El escenario ha sido muy diferente de los comicios de julio de 2017 para la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), cuando hubo al menos 10 muertes en distintos incidentes.

En aquella ocasión, dos candidatos a la ANC fueron asesinados en sendos episodios de violencia electoral. José Luis Rivas Aranguren falleció tras recibir varios impactos de bala durante un acto de campaña en el Estado de Aragua; y el abogado José Félix Pineda Marcano murió también a consecuencia de los disparos recibidos en Ciudad Bolívar.

Violencia_colombia
El candidato Gustavo Petro es escoltado tras su discurso en Medellín, Colombia. Joaquín Sarmiento/AFP/Getty Images

2018 es un año electoral decisivo para América Latina, en el que Colombia, México y Brasil también eligen nuevos presidente. En estos tres países, el espectro de la violencia electoral ha asomado a lo largo de los últimos meses. A principios de este mes el Gobierno de Colombia, que el 27 de mayo celebra el primer turno de las elecciones presidenciales, se vio obligado a aumentar el esquema de seguridad para proteger a los candidatos presidenciales y al ex presidente Álvaro Uribe, con el fin de evitar ataques durante la campaña electoral. La decisión fue tomada después de que el candidato de derechas, Iván Duque, denunciase un plan para atacar la sede su partido con explosivos, al mismo tiempo que el candidato de izquierdas Gustavo Petro reveló que querían asesinarlo. ...