tren_internacional_Europa
Tren internacional de alta velocidad entre Bruselas y París. Thierry Tronnel/Corbis via Getty Images

La emergencia climática y la guerra en Ucrania muestran no solo la necesidad de un cambio de paradigma en el transporte en beneficio del tren, sino también la eficacia y utilidad de este medio de trasporte. He aquí un repaso a los planes europeos para impulsar de nuevo el ferrocarril en el continente.

Los objetivos europeos de neutralidad climática, y tristemente el conflicto ucraniano, han vuelto a poner la atención sobre el potencial del ferrocarril. Como ya pasó en conflictos anteriores, el tren europeo está respondiendo de forma coordinada a la guerra en Ucrania en la evacuación de la población civil. Aparte de refugiados, también se transportan productos de primera necesidad como agua o alimentos, además de mover tropas ucranianas. Adicionalmente, ofrece un refugio temporal alejado del conflicto a la población más vulnerable.

Evolución y situación actual de la movilidad de pasajeros transfronteriza en ferrocarril
Fuente: Comisión Europea

En términos de movilidad limpia, el ferrocarril juega también un papel clave. Mientras que sectores como el agrícola y el energético han experimentado un descenso en las emisiones de gases de efecto invernadero, el del transporte es el único que sigue aumentándolas. Actualmente el transporte es responsable del 27% de las emisiones de gases totales de efecto invernadero en Europa. El Pacto Verde Europeo indica que, para alcanzar la neutralidad climática en el 2050, es necesario reducir un 90% las emisiones procedentes de este sector.

Según datos de 2018 de la Agencia Europea de Medio Ambiente, el tren aventaja a los modos de transporte aéreos y de carretera en términos de impacto ambiental. Tan solo entre el 1,5% y el 2% de las emisiones del transporte corresponden al ferrocarril. Por el contrario, el 71% de las emisiones se asocia al transporte por carretera, el 14% a la ...