Rumania1200x400
Base militar al este de Bucarest sospechosa de haber sido utilizada, en colaboración con la CIA, como prisión para sospechosos de terrorismo. Daniel Mihailescu/AFP/Getty Images

La existencia o no de las cárceles de la agencia de inteligencia estadounidense en territorio rumano sigue generando controversia, pesar de que varios informes, eso sí, algunos codificados, revelan que ha habido distintos centros de detención en varios países del Este de Europa.

El pasado junio el Parlamento rumano aprobó su nueva Estrategia de Defensa en la que se enfatiza la Alianza Estratégica que le une a Estados Unidos y el compromiso de Rumanía con la OTAN, a la que considera el principal garante de la seguridad nacional. Dentro del compromiso con la organización, y con la vista puesta en la amenaza que Rusia representa para los países del Este de Europa, el Parlamento rumano ha autorizado, además, por unanimidad, la instalación de dos nuevas bases militares en Bucarest. La cada vez mayor presencia de EE UU en la región incomoda a Moscú y desde su Ministerio de Defensa, Viktor Yesin, ex jefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Misiles Estratégicos, no ha dudado en amenazar a Rumanía. Este país alberga una base estadounidense antimisiles, actualmente en construcción, en Deveselu, en el sur, que ha sido situada en el primer puesto de la lista de prioridades de ataque de Rusia en caso de ser agredido por Estados Unidos.

Rumanía es un aliado fiel y comprometido de Washington con el que mantiene relaciones diplomáticas desde 1964, pero cuyos lazos se vieron fortalecidos a partir de los 90 cuando EE UU comenzó a dar los primeros pasos para estrechar las relaciones con un país clave desde el punto de vista estratégico en el este de Europa. Y Bucarest no ha titubeado a la hora de ...