Brasil_lula
Dos personas camina al lado de un grafito que dice "Lula, inocente" en Porto Alegre, Brasil. Jefferson Bernardes/AFP/Getty Images

Decepcionados por la corrupción, más de la mitad de los brasileños no van a votar en las próximas elecciones de octubre.

“Hace unos años que me decanto por el voto nulo. Es mi forma de decirles a los partidos que no confío en ellos y que no me siento representado. Sé que es una protesta que no va a surtir ningún efecto, pero es lo único que puedo hacer”. Claudio Nunes, un profesor de matemática de 49 años que vive en la periferia de Río de Janeiro, encarna al 31% del electorado brasileño. Según un reciente estudio de la empresa de investigaciones de mercado Ibope, un tercio del electorado asegura que votará nulo o en blanco en las elecciones generales y presidenciales del próximo mes de octubre, mientras que el 28% todavía no sabe si votará, ni a quién. En total, el 59% de los brasileños muestra un claro rechazo hacia los políticos.

“El desencanto de la ciudadanía tiene mucho que ver con los escándalos de corrupción, que envuelven a casi todos los partidos. Esto ha llevado a una desconfianza generalizada. Los electorales piensan que no vale la pena votar a uno u otros porque va a haber corruptos de cualquier forma”, afirma Sergio Praça, profesor de Ciencias Políticas de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) de Río de Janeiro.

Los datos de Ibope confirman esta teoría. El 45% del electorado se declara “pesimista” o “muy pesimista” con respecto a los comicios de octubre para elegir al presidente de Brasil. Según este centro de investigación, detrás del alto nivel de pesimismo hay un claro desinterés por las elecciones. La encuesta de Ibope muestra que el 38% de los ciudadanos  afirma que no ...