No, prefieren permanecer en Israel, a pesar de que son ciudadanos de segunda. ¿Por qué?

 









arabe israeli



AHMAD GHARABLI/AFP/Getty Images

Un árabe israelí votando en las últimas elecciones en Israel.


 

Entre israelíes y palestinos, hay un asunto que suele recibir poca atención de los medios de comunicación y alejarse de la lupa de muchos análisis: la situación de los árabes israelíes. La diputada árabe israelí Haneen Zoabi recalcó antes de las pasadas elecciones de Israel celebradas el 22 de enero que los árabes con nacionalidad israelí eran “ciudadanos de segunda”. Sin embargo, lo cierto es que los árabes israelíes disfrutan de unos derechos y de una prosperidad de la que carecen los árabes de todo Oriente Medio.

Según Benny Morris, un historiador nada sospechoso de apoyar las tesis históricas proisraelíes, tras el fin de la primera guerra árabe israelí en 1949 fueron 156.000 los árabes que se quedaron dentro de las fronteras de Israel y adoptaron la ciudadanía israelí.

Después de la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, Israel ofreció la ciudadanía a los árabes de Jerusalén Este y de los Altos del Golán, zonas conquistadas a Jordania y a Siria respectivamente. La mayoría rechazó la oferta, pero tienen, actualmente, un status de residencia permanente y pueden optar a la nacionalidad israelí en cualquier momento, según recoge el informe del Departamento de Asuntos Exteriores de la ONU.

Pese a que la declaración de independencia del Estado de Israel afirma que todos los ciudadanos israelíes son libres e iguales sin importar sexo, raza o credo, hasta 1966 pesaban sobre los árabes israelíes leyes restrictivas sobre todo en lo referente a la libertad de movimientos. Sin embargo, esto no impidió que en la Constitución de la primera Knesset –Parlamento israelí- el 25 de enero de 1949, tres árabes consiguieran escaño: Amin Salim Jarjora y Seif el Din el Zoubi por la Lista Democrática de Nazaret y Tawfik Toubi por el partido Maki.

Actualmente, de acuerdo con la Oficina Central de Estadísticas de Israel, 1.617.000 ciudadanos israelíes (el 20,5% de la población) son árabes. Los cambios experimentados por este segmento de la población desde el nacimiento del moderno Estado de Israel son progresivos y su futuro ante el establecimiento de un Estado Palestino es realmente incierto.

Son árabes, pero también son israelíes

Desde 1949 hasta ahora los árabes israelíes han prosperado y han llegado a todos los estamentos de la sociedad, siendo varios los ejemplos significativos. Así, durante el Gobierno de Ehud Olmert (2007-2009) el ministro de Cultura, Ciencia y Deporte fue el árabe Raleb Majadele. Desde mayo de 2004, uno de los jueces permanentes del Tribunal Supremo de Israel es el árabe Salim Joubran y una ciudadana nacida en Haifa, Husima Jahara, fue la primera mujer árabe en el Parlamento. También los árabes israelíes han florecido en cultura y deporte, como ...