La sociedad griega, que acaba de celebrar elecciones, vive la peor crisis económica, política y social de las últimas décadas. Esta entrevista -cuyas respuestas representan su opinión mayoritaria según recientes sondeos- aborda sus nuevos males nacionales, desde el empobrecimiento y polarización de su ciudadanía hasta la fuga de cerebros, pero también sus firmes deseos de permanecer en la eurozona.

 























AFP/Getty Images

Protestas ante el Parlamento griego por las medidas de austeridad.

FP en español: Usted, un país con una historia tan grande, no está en muy buena forma últimamente…

Sociedad griega: Es verdad. La crisis económica y la dura austeridad a la que me tiene sometida el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea desde 2010 a cambio de mi rescate, me han llevado a una crisis económica, política y social sin precedentes.

FP. ¿En qué se traduce esta crisis?

SG. En dos años, funcionarios, empleados y jubilados han perdido entre el 20%  y el 40% de sus ingresos anuales. La tasa oficial de desempleo bate un récord histórico: 21,9%. Y, esto, sin contar el paro oculto: la gente que puede trabajar un día cada dos meses, pos ejemplo, y no tiene derecho a registrarse en la oficina de desempleo, los trabajadores que tardan semanas o incluso meses en recibir su sueldo…

Mi economía esta contraída por quinto año consecutivo y las previsiones son pesimistas. Esto se nota en todas partes: miles de empresas y pequeños negocios han cerrado. Sólo en mi capital, Atenas, uno de cada tres negocios ha desaparecido. En algunos barrios, ...