Una buena historia. Es la nueva arma de distracción masiva que los políticos utilizan para vender sus mensajes al público, según se desvela en Storytelling, el último ensayo del ex presidente del Parlamento de Escritores.

Con este ensayo, Christian Salmon descubre la cara oculta de los mecanismos clave del poder. Las palabras “política”, “compromiso”, “ideología” quedan anuladas por una instancia que las supera: el storytelling o el arte de contar una historia. Es la “nueva arma de distracción masiva”. No se trata de una ficción, sino de una nueva forma de gestionar que utiliza la narración como una manera de simular, convencer y movilizar a la opinión.

En las oficinas de la editorial La Découverte, en París, se apilan, agolpados en un rincón, varios ejemplares de este ensayo que resultó un éxito inesperado en Francia: publicado en 2007 con una tirada de sólo 6.000 ejemplares, lleva vendidos más de 30.000, y será publicado en España en octubre próximo por Península. Su autor, un hombre de 56 años, de cuerpo compacto y sonrisa cálida, se acomoda frente a un escritorio y replica que siempre se interesó por el rol del relato en la construcción de la individualidad y de la cultura.

En un mundo donde la relación con la realidad transcurre entre reality shows, Internet y la televisión por cable, la narración actúa como una válvula de escape. Según Salmon, hoy en día el discurso político sólo tiene posibilidad de ser escuchado si aparece como una historia heroica más que como una letanía. En Storytelling explica el origen de esta doctrina que tendría como fin no sólo formatear nuestra relación con la realidad sino –lo que es más inquietante– fabricar la realidad misma.

FP edición española. En este último libro usted hace referencia a la utilización del relato en ...