No, pero lo está alimentando.

 

 

















beppe grillo


ALBERTO PIZZOLI/AFP/Getty Images

 

Los populistas y extremistas están en alza por toda Europa. Incluso Alemania está presenciando el ascenso de un partido euroescéptico. La crisis del euro es la razón del creciente riesgo político de la eurozona. ¿O quizá no? Es cierto que los partidos populistas son ahora más importantes en varios países de la moneda única, pero los motivos de esto son múltiples y es difícil detectar una tendencia que abarque a toda Europa. El fin de la crisis del euro no garantizaría un regreso a la predecible política que propicia la existencia de dos grandes bandos.

¿Qué es el populismo? En su estado más básico, un populista es alguien que defiende medidas que no te gustan. Para la prensa de derechas, los populistas son aquellos que pretenden imponer mayores impuestos, más asistencia social y la protección de la industria. Para los medios de izquierdas, es la gente que se opone a la inmigración, la diversidad y la Unión Europea.

Lo que los populistas tienden a tener en común es que todos se sitúan a sí mismos en contraposición a las élites políticas. "El populismo tiene tanto que ver con el estilo como con la sustancia", afirma Tim Bale, profesor de Política en la Universidad Queen Mary de Londres y experto en la materia. Los populistas, con frecuencia, sostienen que sólo ellos representan a la gente mientras que los partidos políticos están ajenos de la realidad, son corruptos y están pendientes, únicamente, de sus propios intereses. Los populistas detestan la democracia representativa y les encantan los referéndums.

Aplicando esta definición, el ...