Militantes ofrecen saludo con armas de fuego durante la procesión fúnebre de un comandante del Lashkar-e-Toiba en Tangpora, India. (Abbas Idrees/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

¿Qué otros grupos terroristas operan desde Afganistán? 

El panorama yihadista en Afganistán es uno de los más complejos. A los conocidos talibán, Al Qaeda (AQ) y la Red Haqqani (HQN por sus siglas en inglés), hay que añadir una plétora de grupúsculos, afines u opuestos, que operan desde hace décadas en su territorio o desde bases en distritos fronterizos en Pakistán. El mayor opositor a los tres anteriores, el autodenominado Estado Islámico del Jurasán (ISK por sus siglas en inglés), actúa a través de una red de alianzas con grupos locales, que son, por otra parte, el origen de su formación. Hay dos actores en función de sus áreas de actuación y objetivos geográficos, fundamentalmente, regionales.

En primer lugar, están los grupos con raigambre en las repúblicas centroasiáticas, Sinkiang o el Cáucaso y, en segundo, otro buen número de grupos con origen en Pakistán. Todos tienen relación con la yihad afgana (1979-1989), la ubicación en áreas tribales de Pakistán (desde 2001) y posterior retorno a Afganistán (gradualmente, desde 2006 y 2007). Para mejorar, estos actúan en redes de alianzas más o menos estables con otros cuyos intereses y objetivos convergen, con la intención de expandir su impacto y mejorar su operatividad. Asimismo, están imbricados de tal forma que es complicado discernir unos de otros. ISK, que ya es el principal enemigo de los talibán, es menos numeroso, pero cuenta con capacidad para atraer a miembros desencantados de otros grupos. Como en otras regiones, estos están divididos por la rivalidad entre Al Qaeda y el ISK, lo que parece que condicionará sus relaciones en el futuro.

He aquí una lista – no exhaustiva – de algunos ...