Niños en un lago seco en Faguibinem, en la región de Tombuctú. (Phlippe Desmazes/AFP/Getty Images)

El Sahel se ha convertido en una región estratégica tanto para España como para la Unión Europea. Se considera la región más compleja del continente africano por diversos factores tangibles e intangibles: las condiciones climáticas, geográficas y políticas. La implicación de los países de la Unión Europea y de España, particularmente, es importante para la gestión de unas debilitadas fronteras atravesadas por los grupos del crimen organizado, indisociables del fenómeno yihadista o secesionista.