El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, junto al líder del Partido de la Independencia de Reino Unido, Nigel Farage, en EE UU. (Jonathan Bachman/Getty Images)
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, junto al líder del Partido de la Independencia de Reino Unido, Nigel Farage, en EE UU. (Jonathan Bachman/Getty Images)

Si los gobiernos europeos no emprenden acciones serias para obtener un buen acuerdo con el presidente Trump, seguramente acabarán con un acuerdo malo.

Esperaba no tener que escribir nunca este comentario. No sólo porque parece poco probable que la presidencia de Donald Trump asuma las opciones políticas que prefiero, sino porque, para escribir sobre su política exterior, es necesario un grado de especulación y suposición verdaderamente heroico, incluso para la inmodestia habitual de los expertos.

Durante la interminable campaña electoral, Trump evitó a toda costa los detalles y se sumió en tales contradicciones que, en realidad, tenemos muy poca idea de cómo piensa abordar las cuestiones más concretas. Es decir, no debemos creer a nadie que diga que sabe lo que va a hacer, aunque el que lo diga sea el propio Donald Trump.

Por consiguiente, es necesario empezar por varios principios fundamentales.

El primero es que importa más Donald Trump que su política. El punto de partida de su política exterior no será ningún pronunciamiento concreto que haya hecho durante la campaña ni que haga cuando sea ya presidente, sino su personalidad, su temperamento y sus opiniones. Hay unos cuantos puntos de vista constantes que mantiene desde hace muchos años, como su oposición a los acuerdos comerciales multilaterales, su opinión de que los aliados se aprovechan de Estados Unidos y su admiración por los gobernantes autoritarios. Pero, más allá de estas actitudes, casi cada opinión (incluida su postura sobre la inmigración, que tuvo un papel tan importante en la campaña) parece sujeta a capricho.

En los círculos de política exterior, muchos piensan que Trump delegará sus poderes en otros más interesados en ...