Global500
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, habla con los medios para comunicar el lanzamiento Global Gateway, la nueva estrategia europea para impulsar las conexiones inteligentes, limpias y seguras en el ámbito digital, la energía y el transporte y reforzar los sistemas de salud, educación e investigación en todo el mundo. (Thierry Monasse/Getty Images)

Cuáles son las prioridades y los retos de la Unión Europea para convertirse en líder del desarrollo global de infraestructuras.

La geopolítica del gasto en infraestructuras se ha convertido en una de las herramientas diplomáticas más estratégicas para generar influencia en un mundo necesitado de un mayor despliegue de inversión en el desarrollo de infraestructuras. La cifra se eleva a 13 billones de euros hasta 2040, según la estimación del G20 que, incorporando la inversión necesaria para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, supondría impulsar una inversión anual estimada de 1,3 billones de euros.

En un mundo globalizado, la conexión con las cadenas de suministro globales se ha convertido en la vía más directa que tienen los países en desarrollo de generar crecimiento económico, además de impulsar el desarrollo humano. Ser parte del proceso productivo de las cadenas de valor o convertirse en hub de tránsito logístico va a depender, en gran medida, de la capacidad de los países para generar integración regional, siendo esencial un adecuado desarrollo de infraestructuras que posibilite su conexión con la comunidad global.

Hasta la incorporación de China en el circuito de la geopolítica del gasto en infraestructuras lanzando la iniciativa de la Franja y la Ruta en 2013, también conocida como nueva Ruta de la Seda, con un presupuesto inicial de un billón de dólares, la comunidad internacional ha utilizado el mecanismo de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) para articular la contribución financiera hacia los países en ...