Imagen de una máscara quirúrgica  con un diseño del mapa del mundo (Marko Klaric / EyeEm via Getty Images).

Aftershocks: Pandemic Politics and the End of the Old Intern

Thomas Wright y Colin Kahl

St. Martin’s Press, 2021

Shutdown: How Covid Shook the World

Adam Tooze

Allen Lane, 2021

La crisis sanitaria global aún no ha terminado, pero ya es posible avistar algunas de las principales consecuencias y potenciales riesgos para el orden global que ha generado o potenciado la pandemia.

La pandemia de la Covid-19 ha contagiado y matado a millones de personas en todo el mundo. Ha causado una gran crisis económica porque es la mayor conmoción que ha sacudido el orden mundial desde la Segunda Guerra Mundial y la economía desde la Gran Depresión. El FMI calcula que la pandemia va a generar un coste de nueve billones de dólares durante los próximos años. Habrá mucha gente más pobre y hambrienta y los Estados frágiles se debilitarán todavía más. La situación del planeta hace pensar que habrá más guerras y desplazamientos masivos de población.

La crisis se ha extendido en dos secuencias bien diferenciadas. En los países ricos e industrializados y en China, las consecuencias inmediatas fueron enormes: no había habido una paralización y una modificación de las actividades y las normas sociales tan drásticas y repentinas desde 1945 en Europa y desde 1966-1976 (el periodo de la Revolución Cultural) en el gigante asiático. En cambio, al principio no pareció que la pandemia constituyera una emergencia similar en gran parte del África subsahariana ni en Japón, donde la vida continuó con bastante normalidad aunque, por supuesto, con menos visitantes extranjeros. La situación cambió por completo en 2021: India y Japón pasaron del exceso de confianza a la emergencia. Los Juegos Olímpicos de Tokio se disputaron sin ...