Los efectos de la crisis se dejan sentir en los estudios de postgrado de esta disciplina.

 

AFP/Getty Images

Desde que se lanzara el primer grado en Relaciones Internacionales en España en el curso 2009-2010, la oferta académica en este campo no ha hecho más que aumentar. Si en aquel momento fueron tres las universidades que lo incluyeron en sus programas, hoy son casi nueve repartidas entre Madrid, Barcelona y Bilbao. A ello se suma un amplio abanico de másteres, tanto oficiales como propios, tanto en centros públicos como privados, que trata de responder a una demanda que no deja de crecer de año en año.

Los estudios oficiales de Relaciones Internacionales en España se han ido desarrollando en el marco del cambio gradual que supuso la implantación en nuestro país del Proceso de Bolonia. Anteriormente, la oferta en este campo era casi inexistente, limitada –salvo excepciones– a los departamentos de Derecho Internacional de las facultades de Derecho o a los correspondientes de las de Ciencias Políticas.

La percepción desde el entorno universitario es que la crisis ha potenciado todo lo que lleve los apellidos de bilingüe o internacional. La conciencia de que las salidas profesionales se encuentran, en muchas ocasiones, fuera de España, parece estar propiciando e impulsando este renovado interés por el exterior. En ese sentido, un buen número de centros cuenta con programas que se desarrollan, en parte, en otros países, gracias a la colaboración con instituciones extranjeras.

Imagen ampliada

Una de las tendencias que se va consolidando –en especial, en los centros universitarios privados– es la posibilidad de obtener un doble grado en cinco años, a menudo combinando las RR II con Derecho, Administración y ...