Protestas en Moscú contra la invasión a Ucrania. (Konstantin Zavrazhin/Getty Images)

Moscú tiene un equilibrio en sus relaciones centro-periferia muy complejo, que podría derivar en tensiones secesionistas teniendo en cuenta la coyuntura actual.

La invasión militar rusa a Ucrania y la posibilidad de asistir a un escenario de eventual desintegración territorial de facto del Estado ucraniano implican observar otra realidad, en este caso enfocada en el país invasor, Rusia. La atención se concentra en observar en qué medida el conflicto podría reactivar tensiones secesionistas hasta ahora aletargadas dentro de Rusia, y cómo las mismas podrían afectar a las relaciones centro-periferia e, incluso, a la propia definición de la identidad nacional rusa.

Partiendo del hecho de que el carácter plurinacional de la Federación Rusa permite observar ciertos esquemas de autonomismo regional, el conflicto armado en Ucrania podría eventualmente constituirse en un catalizador de posibles tensiones secesionistas hasta ahora "adormecidas" en el espectro político ruso.

 

La integridad estatal como prioridad máxima

La integridad estatal de Rusia y, particularmente, la preservación de su identidad nacional se han convertido en prioridades absolutas para el Kremlin. Lo que repercute también en sus decisiones tanto a nivel interno como regional.

Con la finalidad de ofrecer cánones que legitimen su decisión de intervenir militarmente en Ucrania, el presidente ruso Vladímir Putin ha utilizado en algunos de sus discursos oficiales determinados factores relativos a la "unidad histórica y cultural" e incluso "espiritual" de una "identidad común ruso-ucraniana" que, visto desde la perspectiva histórica para Moscú, implica compatibilizar dentro del "mundo ruso" bajo un nuevo relato histórico.

Conflicto en la región separatista de Transnitia. (Hannah Wagner/picture alliance via Getty Images)

No obstante, y a treinta años de la desintegración de la URSS, la Rusia postsoviética ha observado también la aparición de fuerzas secesionistas internas, especialmente en el Cáucaso ruso (Chechenia entre 1991 y 2008), que terminaron con ...