España ya está sumida en su campaña electoral, que culminará con los comicios del 9 marzo. Pero no es la única, más países seguirán sus propios procesos electorales a lo largo de 2008 en algunos casos con gran interés y, en otros, con cierta  inquietud.


Serbia


Elecciones presidenciales el 20 de enero de 2008 y, si fuese necesario, una segunda vuelta el 3 de febrero.


Contrincantes: El Partido Democrático (DS) del actual presidente proeuropeo Borís Tadic frente al ultranacionalista Tomislav Nikolic del Partido Radical Serbio (SRS). Pero no hay que olvidarse de Vojislav Kostunica. El primer ministro y líder del Partido Democrático de Serbia (PDS) siempre ha estado a medio camino entre estas dos formaciones. Aunque en la actualidad forma Gobierno con Tadic, es bien conocida la crisis entre los dos partidos y, además, parte del electorado del PDS está cerca de algunas de las posiciones del SRS. Kostunica todavía no se ha pronunciado sobre el candidato al que apoyará.


Por qué importa: Los Balcanes pueden volver a saltar por los aires. Kosovo será crucial en las elecciones y, por ello, la UE está intentando aplazar la declaración unilateral de independencia de Prístina con el fin de que los ultranacionalistas no se vean beneficiados en los comicios. El futuro se augura complicado, pero con un líder democrático como Tadic la crisis por la pérdida de la provincia serbia de mayoría albanesa se podría reconducir a través de un juego de compensaciones a Belgrado (léase el Acuerdo de Estabilización y Asociación con la UE –la antesala para una candidatura de adhesión– y un acuerdo de visados). Si gana un partido fundamentado sólo en la ideología como el de Nikolic se encenderá de nuevo la mecha del conflicto, poniendo a la comunidad internacional y a Europa en un ...