Las guerras, el hambre y la pobreza hacen que cada año cientos de miles de personas hagan el hatillo y partan hacia horizontes más prometedores. Pero quienes buscan una vida mejor no siempre son bien recibidos en sus futuros hogares. En esta lista, FP echa un vistazo a las peligrosas rutas que los emigrantes están utilizando para conseguir ir siempre un paso por delante de las autoridades.




SANDY HUFFAKER/Getty Images News

El largo camino de Guatemala a Estados Unidos


Tendencias: Los mexicanos siguen siendo, con diferencia, el grupo de inmigrantes más numeroso en Estados Unidos. En 2005, el 85% de las personas detenidas en la frontera entre ambos países eran mexicanos. Mientras éstos se dirigen al Norte en busca de una vida mejor, los guatemaltecos ocupan su lugar. Entre 45.000 y 75.000 campesinos de Guatemala atraviesan cada año la frontera sur de México, según datos del Instituto de Política Migratoria. La situación resulta más preocupante porque los cárteles de la droga están haciéndose con el control del negocio del tráfico ilegal de inmigrantes entre las dos Américas, y los utilizan como señuelo para distraer la atención de las autoridades fronterizas de los cargamentos de estupefacientes.


Nueva ruta más frecuentada: La valla fronteriza que separa México y Estados Unidos en California y Tejas sólo ha servido para que las tradicionales rutas migratorias en las cercanías de San Diego y El Paso cambien de lugar. La nueva entrada es la zona de Tucson, en Arizona, donde en 2004 el número de detenciones aumentó un 64% respecto al año anterior.


Por qué se marchan: Es la economía, estúpido.
Casi todos los emigrantes latinoamericanos buscan un trabajo mejor pagado con el que poder enviar dinero a los familiares que han dejado en su país de origen. Pero la violencia y la criminalidad ...