Celebración kurda donde aparece una bandera con la imagen del líder kurdo Abdulá Ocalan, Diyarbakir. AFP/Getty Images
Celebración kurda donde aparece una bandera con la imagen del líder kurdo Abdulá Ocalan, Diyarbakir. AFP/Getty Images

El país se enfrenta a múltiples grupos atentando y a una escalada bélica en el conflicto entre el Estado turco y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), convirtiendo Anatolia en una olla a presión. La lucha en las ciudades kurdas demuestra que los militantes estaban preparados para la reactivación de los choques armados, pero ¿tenían interés en romper la paz? ¿Son los civiles turcos un nuevo objetivo?

¿Son los civiles turcos un objetivo del PKK?

Sí y no. La escalada de tensión en el Estado turco ha provocado que un puñado de grupos contrarios al Gobierno reactive sus ataques con especial virulencia. El abanico va desde grupos de extrema izquierda hasta Daesh, pasando por los Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK). Es precisamente este último grupo el que más incógnitas eleva porque oficialmente es una escisión del PKK desde 2004, pero hay analistas que lo consideran como una rama de los militantes para los ataques más sangrientos en el oeste de Anatolia.

El TAK ha reivindicado tres atentados en los últimos cuatro meses. El primero dejó una empleada de limpieza muerta en el aeropuerto de Sabiha Gökçen. El segundo, en el corazón político de Ankara, casi 30 militares. Y el tercero, de nuevo en la capital, varias decenas de civiles. Estos ataques plantean dos preguntas: ¿Es el TAK una rama del PKK? ¿Son los civiles turcos un nuevo objetivo del PKK?

Gareth Jenkins, experto de Silk Road Studies, rebusca en el pasado para responder: “El PKK nunca permitiría sobrevivir a otra organización militar que represente a los kurdos. Históricamente, siempre ha tenido como objetivo cualquier organización rival y, generalmente, ha matado a sus miembros. Los líderes del PKK intentan mostrar al ...