Foto_RRII

Los estudios en Relaciones Internacionales (RR II) están enfrentándose a un desafío que los ha empezado a redefinir con urgencia en Estados Unidos y que va a seguir revolucionándolos en los próximos años. Estas grandes transformaciones, dos sobre todo, ya han empezado a llegar a España y América Latina.

La primera transformación es que la autonomía y utilidad de la propia disciplina de las Relaciones Internacionales está seriamente cuestionada. La creciente globalización e internacionalización de los profesionales y los mercados convenció durante décadas a muchos académicos de que el grado de RR II apenas había que justificarlo, porque integraba y permitía profundizar en un amplio abanico de materias en la que ningún otro programa profundizaba.

Se añadía, en definitiva, una perspectiva novedosa a las Ciencias Políticas, el Derecho, los estudios culturales o la Economía y se integraban todos esos ángulos en un mismo espacio para beneficio de los estudiantes, que adquirían un conocimiento único que les permitiría aprovechar las oportunidades que prometía la globalización, identificar las amenazas y explicar esta nueva realidad a empresas, instituciones y opinión pública.

Ahora mismo, con la emergencia de áreas cada vez más técnicas y especializadas en cada disciplina y con la rapidísima internacionalización de todos los estudios, ha dejado de ser obvio que los estudiantes de grado o de máster de Relaciones Internacionales estén mejor preparados para asumir un protagonismo especial en el mercado laboral planetario. Eso se puede resumir y explicar en dos grandes puntos.

Un listado detallado de las universidades españolas que imparten grados en Relaciones Internacionales. Desde la duración de los estudios y los idiomas ofertados hasta el número de plazas y otros datos de interés.
Un listado detallado de las universidades españolas que imparten grados en Relaciones Internacionales. Desde la duración de los estudios y los idiomas ofertados hasta el número de plazas y otros datos de interés.

Primero, los perfiles generalistas han perdido brillo, atractivo y utilidad frente a los perfiles especializados para las empresas y las instituciones y casi cualquier empleador. ...