Dada la inestabilidad en Irak, la alerta desatada en Europa
por el 11-M y el descontento general de los países musulmanes por la forma en
que Bush conduce la guerra contra el terrorismo, saber qué opinan realmente
los ciudadanos de Estados Unidos sobre la convulsa realidad internacional y
qué esperan de su próximo presidente, que elegirán en noviembre, es crucial
para el mundo entero. He aquí una
entrevista con el pueblo estadounidense
cuyas respuestas representan las posturas mayoritarias expresadas en recientes
sondeos.














Ilusión pasajera: la captura de Sadam no tranquilizó a los estadounidenses.
Ilusión pasajera: la captura
de Sadam no tranquilizó a los estadounidenses.

FOREIGN POLICY: ¿Qué
le parece que EE UU entrara en guerra con Irak?
El ciudadano medio: Es difícil de decir. Cuando el presidente George
W. Bush dijo que Sadam Husein estaba fabricando armas de destrucción
masiva y podría ponerlas en manos de los terroristas, me resultó
bastante convincente. Así que estuve totalmente de acuerdo en intentar
entrar en Irak para averiguar si Sadam tenía esas armas y quitárselas
de inmediato en el caso de que las tuviera.

FP: Entonces, ¿pensó
que era necesario actuar inmediatamente?

CM: No exactamente. Pensé que podíamos tomarnos
un tiempo para conseguir el respaldo de Naciones Unidas. Además, había
muchas otras cosas de las que preocuparse, como Al Qaeda. Y cuando los inspectores
de la ONU fueron a Irak me pareció que debíamos darles una oportunidad.
Aunque evidentemente no era tan optimista como para pensar que encontrarían
las armas, teníamos a Sadam bajo control, así que me parecía
mejor seguir intentando hallar algún tipo de consenso en Naciones Unidas.

FP: ¿Por qué
era tan importante conseguir el respaldo de la ONU?

CM: Pensé que no debíamos entrar solos en esta ...