En 'Los nuevos colonizadores' (FP edición española, agosto/septiembre, 2008) se acusa a las ONG de “asumir cada vez más funciones estatales clave, velando por la salud, el bienestar y la seguridad de los ciudadanos”, y se concluye que ello debilita a los Estados, permitiéndoles evadir sus responsabilidades. Esta acusación se ha quedado anticuada y no refleja el enfoque actual de la ayuda al desarrollo. En el caso de Oxfam Internacional, reconocemos al Estado como primer garante de los derechos y proveedor preferente de los servicios sociales básicos. Nuestra tarea no se centra, por tanto, en proporcionar de manera directa estos servicios, sino en fortalecer a las organizaciones locales y a las propias administraciones (locales y nacionales) para que cada una de ella pueda cumplir con su rol.

 

  • Marta Arias

    Directora de Campañas y Estudios de Intermón Oxfam,

    Madrid, España