De las inundaciones de Pakistán a los incendios en Rusia, pasando por el vertido de petróleo en EE UU, el de 2010 ha sido un verano especialmente nefasto para los desastres –naturales, y de cualquier otro tipo– hasta el punto de que un montón de catástrofes enormes, o simplemente peculiares, han tenido que pelearse por los titulares.

 

Erupción del monte Sinaburg

ALEXEY NIKOLSKY/AFP/Getty Images

Dónde: Sumatra, Indonesia

Qué: Este país ocupa el segundo lugar, superada solamente por Bangladesh, entre los Estados que se enfrentan a “riesgos extremos” por desastres naturales. Recientemente, un volcán durante mucho tiempo inactivo en el norte de Sumatra dio buena prueba de ello con dos erupciones que mataron a dos personas y desplazaron a 30.000 más, mientras vomitaba cenizas a más de cinco kilómetros de distancia durante seis horas.

Hasta el momento la ceniza solamente ha provocado el aplazamiento de algunos pequeños vuelos domésticos; los aviones grandes pueden sobrevolar la nube. A los funcionarios del país les preocupa, sin embargo, que si la erupción continúa el humo podría causar mayores alteraciones en el tráfico aéreo. Los habitantes de la isla han sido evacuados en un radio de 6,5 kilómetros alrededor del volcán, y los servicios de auxilio han distribuido 8.500 mascarillas para proteger a la gente de los gases.

Las inundaciones desplazan a 200.000 personas

ISSOUF SANOGO/AFP/Getty Images

Dónde: Níger

Qué: Las fuertes lluvias han causado graves inundaciones por toda África este verano, y tanto Chad como Etiopía están en serios apuros. Pero la peor parte se la han llevado los países del Occidente africano situados a lo largo del río Níger, que está en su nivel más alto en más de 80 años, según la BBC. El que se encuentra en peor situación es Níger, donde más de 110.000 personas se han quedado ...