Humo ocasionado por un bombardeo de la coalición liderada por Estados Unidos en la ciudad de Kobane, norte de Siria. Gokhan Sahin/Getty Images
Humo ocasionado por un bombardeo de la coalición liderada por Estados Unidos en la ciudad de Kobane, norte de Siria. Gokhan Sahin/Getty Images

Algunas de las preguntas que hay que hacerse a la hora de apostar por una intervención militar en Siria. ¿Cómo actuar? ¿Qué funciona y qué no? Empecemos por echar un vistazo a los aciertos y fallos en operaciones pasadas.

Los recientes atentados en París, las imágenes de miles de refugiados cruzando las fronteras europeas buscando un futuro mejor y las escenas de los conflictos de sus lugares de origen implican cuestionarse una posible intervención armada en Siria por parte de la comunidad internacional. Pero tener que actuar es diferente que poder actuar. Una operación de esta naturaleza necesita de tres elementos: voluntad política, músculo militar y capacidades logísticas.

Si bien es cierto que la atención está puesta en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, los actores regionales tienen intereses encontrados y dudosas capacidades militares para poder abordar una empresa de semejantes dimensiones. Conviene recordar que la misión de Bosnia, cinco veces más pequeño que Siria, comenzó con 60.000 tropas de la OTAN.

Para la opinión pública occidental es muy sencillo exigir respuestas inmediatas siguiendo la lógica del “que alguien haga algo”. Ese algo se llama planificación, uso de la fuerza y despliegue de tropas, acompañado de una intensa labor diplomática multilateral en busca de legitimidad y de unión de voluntades a medio y largo plazo. Pero aquí lo relevante no es el “qué” sino el “cómo”. Hacer algo significa también mostrar escenas que no gustan a la sensibilidad de esa misma opinión pública, como por ejemplo, ampliar la partida presupuestaria para defensa en época de crisis y recortes, bajas propias (muertos, heridos y mutilados) y daños colaterales (población civil). Y, además, la involucración en el conflicto siempre tiene ...