Alrededor de un tercio de la superficie terrestre está cubierta por masa forestal de la que dependemos para innumerables actividades cotidianas, desde la obtención de madera hasta el acceso a agua limpia. Los bosques también tienen un papel muy importante en la sostenibilidad del planeta. Hoy en día casi 170 millones de hectáreas de bosque podrían desaparecer debido a la deforestación y el cambio climático, con efectos devastadores en la biodiversidad y en la vida humana tal y como la conocemos. ¿Cuáles son las áreas más afectadas?

Vista de Chocó, Colombia. (AFP/Getty Images)
Vista de Chocó, Colombia. (AFP/Getty Images)

Chocó-Darién en Colombia (3 millones de hectáreas)

Los bosques de Chocó-Darién, en Colombia, son uno de los principales focos de biodiversidad de América del Sur, así como hogar de hasta nueve grupos indígenas. Por tanto, a los riesgos tradicionales para la deforestación como el cambio climático o la presión agrícola, en Chocó-Darién los esfuerzos de conservación tienen obstáculos característicos: la necesidad de involucrar a las poblaciones indígenas y la presencia de la guerrilla, que también llevaba a cabo actividades de tala ilegal para financiarse.

Sin embargo, Chocó-Darién ha recibido suficiente atención del Gobierno colombiano y de las organizaciones internacionales competentes, consiguiendo ser declarada zona prioritaria y accediendo a los proyectos de REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación). Gracias a la cooperación entre instituciones los proyectos se están llevando a cabo de una forma inclusiva, teniendo en cuenta las necesidades y preocupaciones de la población local e indígena. Hasta la fecha, Chocó-Darién ha conseguido reducir 100.000 toneladas de CO2 y ha sido galardonado con varios certificados de sostenibilidad, convirtiéndolo en un ejemplo para otras masas forestales en peligro.

Australia Oriental (3-6 millones de hectáreas)

El país de las antípodas es uno de los lugares más conocidos en lo que respecta a su rica y única ...