Un mural propagandístico fuera del Palacio de la Cultura en Pyongyang, Corea del Norte. Feng Li/Getty Images

Un mural propagandístico fuera del Palacio de la Cultura en Pyongyang, Corea del Norte. Feng Li/Getty Images

Stephen Bosworth, quien fue embajador de Estados Unidos en Corea del Sur y Enviado Especial de Obama para Corea del Norte, cuenta a esglobal su experiencia tratando de cerca con el régimen de Pyongyang. En esta entrevista analiza las prioridades de las autoridades norcoreanas, la cuestión nuclear y la situación de los derechos humanos, así como reflexiona sobre las percepciones, a menudo erróneas, que tiene Occidente del Reino Ermitaño.

 

esglobal. La ausencia publica de Kim Jong Un durante unas semanas hizo correr ríos de tinta en la prensa occidental…

Stephen Bosworth. La reacción ha sido muy exagerada, especialmente por parte de quienes desde hace años sostienen que Corea del Norte está al borde del colapso. Cada vez que algo no se ajusta a lo que para ellos es la normalidad es visto como un signo del inminente desmoronamiento del régimen. Por supuesto que Corea del Norte podría colapsar, pero ese no es el punto central de la cuestión: lo relevante es que en este momento el régimen parece bastante estable, si no atenemos a lo que podemos saber sobre Corea del Norte, que es muy poco. Por supuesto, yo no sé donde estaba. La versión oficial es que estaba recibiendo tratamiento médico, o quizá se ha pasado unos días en un balneario, no tengo ni idea. En cualquier caso es importante subrayar que Corea del Norte no tiene la percepción de la apariencia pública que tenemos nosotros. Los tiempos allí son muy diferentes.

esglobal. Su experiencia le ha permitido tratar con el régimen de manera muy estrecha. La prensa occidental tiene sus ideas sobre lo que allí pasa…

S.B. En Occidente hay tres grandes mitos sobre Corea del Norte. El primero: ...