Una niña india musulmana ofrece sus plegarias junto a otros fieles en Bangalore, India, agosto de 2013. Manjunath Kiran/AFP/Getty Images
Una niña india musulmana ofrece sus plegarias junto a otros fieles en Bangalore, India, agosto de 2013. Manjunath Kiran/AFP/Getty Images

Las razones que explican por qué el yihadismo no seduce a los seguidores del islam en India.  

Ni la llamada realizada por el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, el pasado 3 de septiembre para crear una nueva rama de la organización terrorista en el subcontinente indio ni la fulgurante atracción ejercida por el Estado Islámico (EI) a la hora de reclutar militantes de todo el mundo en su yihad desde el territorio que ocupa entre la frontera de Siria e Irak han hallado respuesta entre los musulmanes indios. Con una minoría del 15%, India cuenta con 180 millones de musulmanes, casi los mismos habitantes que su vecino Pakistán, y el tercer país en el mundo con mayor número de seguidores del islam.

Pero no ha sido ésta la primera ocasión que Al Qaeda ha realizado un llamamiento a esta minoría religiosa india. Ya resultó significativo que en un vídeo de junio de 2013 la agrupación se dirigiera a éstos con la cuestión de “por qué no había tormenta en sus aguas”. Como explica Ajai Sahni, director del Instituto para la Gestión del Conflicto y el Terrorismo en el Sur de Asia, Al Qaeda ha tratado durante los últimos 18 años, desde la primera vez que Osama bin Laden denunciara las “atrocidades” cometidas contra los musulmanes indios, de convencerles para unirse a la yihad global sin éxito.

Por otro lado, hasta el momento sólo se ha confirmado la presencia de siete musulmanes indios en Irak y Siria alistados en el Estado Islámico, aunque probablemente existan más casos todavía sin detectar. Como señala Sahni: “Los musulmanes indios han permanecido en gran medida intactos ante el islamismo extremista a pesar ...