Cinco dirigentes que estuvieron descaradamente ausentes de su puesto cuando más se les necesitaba.

 

ASIF ALÍ ZARDARI











Quién es: Presidente de Pakistán

La crisis: Inundaciones generalizadas, violencia política

Dónde estaba: Europa

Reacción: A cualquier líder mundial, cuando ocurre una catástrofe natural, le conviene que se le vea dirigiendo los trabajos de rescate y ayuda (o al menos mostrando su solidaridad con las víctimas). Sin embargo, al presidente paquistaní le pareció más importante seguir adelante con su visita a Europa, pese a que las autoridades estadounidenses le aconsejaron en privado que interrumpiese el fastuoso viaje, un recorrido que, según se dice, incluyó estancias de hotel de más de 11.000 dólares la noche (unos 8.600 euros). Los funcionarios de Zardari respondieron que el presidente había escogido “el hotel de cinco estrellas más barato de Londres” -el Churchill Hyatt Regency- y que ni siquiera había dormido en la suite real.

Pero en el viaje presidencial no faltaron los problemas. En un discurso público durante una de las últimas paradas de Zardari en Gran Bretaña, un británico de origen paquistaní de 60 años le arrojó sus zapatos por su decisión de no volver a su país. “Era la única forma de protestar que tenía en ese momento”, dijo el hombre después de que la policía le dejara en libertad. La ausencia de Zardari siguió notándose el 18 de agosto, cuando visitó la ciudad costera rusa de Sochi, en el Mar Negro, donde se reunió con sus homólogos ruso, afgano y tayiko en una cumbre sobre seguridad. En un posible rasgo de prudencia, decidió no quedarse a la comida y se fue nada más terminar la reunión.







...