Cinco personas que siguen teniendo influencia pese a estar entre rejas. 

 

HUANG GUANGYU








País: China

Preso desde: 2008

Influencia: Huang puede ser el ejemplo perfecto de una persona que pasó de la nada a la riqueza, y de ahí, a la cárcel. Este empresario de 41 años que abandonó sus estudios de bachillerato, comenzó vendiendo radios en un puesto de un mercado, y acabó convirtiendo la empresa de electrónica Gome en una de las mayores compañías chinas, y él en uno de los hombres más ricos del país.

El fin pareció llegar cuando, dentro de una operación contra la corrupción empresarial, el Gobierno de Pekín quiso dar un castigo ejemplar a Huang y le condenó a 14 años de cárcel por soborno y uso de información privilegiada.

Éste dimitió oficialmente como presidente de Gome en 2009, aunque sigue ejerciendo su influencia sobre la empresa, e incluso ha librado una batalla por su control con la firma estadounidense de inversiones de capital privado Bain Capital, que posee el 10% de la compañía. En agosto de 2009, Huang compró suficientes acciones para retener un tercio de la empresa, y en mayo de este año, los accionistas asociados a él votaron expulsar a los representantes de Bain Capital del consejo de administración de Gome. Fueron readmitidos un mes después. Recientemente, un grupo de inversión controlado por Huang convocó una reunión de accionistas para anular una serie de decisiones tomadas por la compañía.
Gome acaba de presentar una nueva querella por uso de información privilegiada contra Huang, quien también se enfrenta a las acusaciones del principal organismo de vigilancia financiera de Hong-Kong. Las autoridades parecen tener suficientes argumentos para mantenerle en la cárcel durante varios ...