Puede que a la población de BiH se le esté acabando la paciencia ante la actual situación del país. ¿Será la última oportunidad de emplear "la pluma" o saldrá a relucir "la espada"?

En Bosnia y Herzegovina (BiH) ha habido muchas protestas y peticiones desde hace años. Las protestas las organizan diversos grupos sociales; entre otros, veteranos, madres sin pareja, jubilados, estudiantes, trabajadores, parados, víctimas de la guerra, etcétera, a menudo debido a su situación económica. Muchas veces han tenido cierto éxito, pero los cambios siempre han sido a corto plazo. Otras cuestiones por las que se han organizado acciones en BiH son la contaminación, los derechos de los animales, los derechos humanos, los derechos de la mujer y, en los últimos tiempos, la implantación del número de identidad; la demanda de que todos los ciudadanos lo tengan de un mismo tipo, que contó (se calcula) con el apoyo del 85% de la población y numerosos grupos de activistas civiles de Serbia y Croacia, pero de la que el Gobierno de Bosnia y Herzegovina hizo caso omiso.

Protestas contra la élite política bosnia por fallar a la hora de abordar la pobreza. Elvis Barukcic/AFP/Getty Images
Protestas contra la élite política bosnia por fallar a la hora de abordar la pobreza. Elvis Barukcic/AFP/Getty Images

Las protestas más recientes y más conocidas se produjeron en febrero de 2014. Fueron violentas y estallaron al mismo tiempo en muchas ciudades de la entidad de la Federación de Bosnia y Herzegovina dentro de BiH. Ha habido numerosas teorías sobre cómo se produjeron, incluida la idea de que las organizó algún partido político. Las personas que participaron en ellas cuentan que era una batalla que libraban desde hacía años, todas las semanas, frente a las oficinas cantonales de Tuzla. Personas de otras ciudades empezaron a acudir en su apoyo, hasta que alguien arrojó una piedra, y otros pensaron que era buena idea y le ...